El poeta mochitense Mario Bojórquez presentó su Memoria de lo vivido

* El Copechi divierte a los niños con Julia y el mundo sin árboles y Chirstel Guczka presenta el libro Viva te quiero.

Por Susana Román

En el penúltimo día de actividades de esta fiesta de las letras estuvo como invitado también el poeta mochitense Mario Bojórquez, participación que cerró con broche de oro esta jornada literaria con la presentación de su poemario Memoria de lo vivido.

Raúl Durán, poeta también, estuvo acompañando a su homólogo para comentar esta obra literaria “en este libro de reúnen 4 obras de Mario se trata de Diván de Mouraria, Pretzesl, El deseo postergado y Y2K. Son cuatro títulos, cuatro momentos de la poesía en español que se engloban en la primera década de nuestro siglo y exploran distintos caminos, respondiendo también a distintas preocupaciones, pero a la vez establecen una correspondencia entre sí y que creo que su principal eje se evidencia acertadamente en el título de este libro Memoria de lo vivido.

“Se trata de un testimonio, palabras que dan cuenta de nuestro paso por el mundo”, culminó.

Estos cuatro libros son, de algún modo, una rosa de los vientos. A cada punto cardinal hay uno opuesto; así podemos decir que en este periodo en la obra de Mario Bojórquez existe una escritura paralela o secundaria que obedece a exploraciones diversas. Como Norte y Sur, Este y Oeste, vemos en oposición o correspondencia a Diván de Mouraria (1999), frente a Pretzels (2005), y a El deseo postergado (2007) frente a Y2K (2009).

No se trata de una oposición que niegue al otro libro, sino más bien de una complementación: estos cuatro libros, sumados, nos arrojan todos los rumbos posibles de esta vida, los lugares donde nuestras huellas darán constancia de nuestro paso por el mundo.

Por su parte Adán Medellín presentó su novela Aséldama, ganadora del Premio de Novela Élmer Mendoza de la Universidad Autónoma de Sinaloa en su primera edición.

El también escritor Vicente Alfonso fue el encargado de comentar esta novela “se trata de una novela ágil y certera, que reflexiona en torno al estado de derecho en nuestro país, donde la abrumadora mayoría de los delitos no son perseguidos y muchos menos castigados”.

“Debido al espinoso tema que aborda, la justicia por propia mano. Aséldama recuerda dos relatos fundamentales de nuestra literatura, el primero La muerte tiene permiso, de Edmundo Valadés, otro es Dios en la tierra, de José Revueltas, en ambos hay, podemos decir, sino concretamente linchamientos, si ajusticiamientos por parte de turbas enfurecidas que de pronto se salen de sí”.

Vicente agregó que la novela de Adán nos recuerda también a la novela Crónica de una muerte anunciada, ficción escrita por Gabriel García Márquez que cuenta como Santiago Nasar es asesinado a pesar de que todo el pueblo conoce los planes de sus ejecutores y, como esta tercia de historias, la novela de Adán Medellín destaca por una inteligente construcción que sitúa al lector en un terreno donde se disipan las certezas. “Adán no cede a la tentación de construir victimas nobles e impolutas que mueren a manos de victimarios despiadados y sedientos de sangre. Sus personajes son complejos porque son producto de una realidad igualmente compleja”.

Sin florituras innecesarias, con un estilo contundente y directo que propicia una lectura muy ágil Aséldama es una señal de la madurez literaria de su autor.

Otra obra presentada en este penúltimo día de actividades fue el libro de poesía Contramilitancia, del escritor Luis Jorge Boone, donde mezcla la alta cultura y la culta pop a través de una deconstrucción de la figura del “vencedor” y la saga de películas de Star Wars.

Dividida en tres partes, la obra publicada por la editorial Atrasalante se sumerge en una galaxia poética donde abundan las referencias a distintos universos del cómic como Marvel, DC y de forma destacada el universo construido alrededor de la historia más reconocida del cineasta estadounidense George Lucas.

Jesús Ramón Ibarra dijo que Contramilitancia recupera la mitología de Star Wars para a partir de un discurso muy flexible que, bueno se apoya en la epístola, en el aforismo, en el diario, en la carta, en poemas en verso libre, en prosa, logra establecer un universo poético donde caben muchísimos temas, como la derrota, el amor, el ser humano en general, la destrucción, la perdida, la intimidad, la paternidad.

“Al leerlo creo que hay una gran suma tuya, una gran aportación del poeta, del ideario del poeta, de toda esta moral, esta ética, poética, todo lo que piensas sobre el ser humano inscrita en este universo rico, complejo, vivo como lo fue el universo de la Guerra de las Galaxias”, agregó.

El autor dijo que este libro en realidad son poemas de amor, el revestimiento, las referencias, los personajes, los superhéroes, las voces, todo esto de lo que está hablando es de qué se juega en nosotros cuando el amor se termina, cuando esa gran militancia que te dice que el amor soporta todo, resulta que no lo soporta todo, o esa gran bandera, ese gran sacrificio que tienes que hacer, ¡pues quizá no!.

“Esto no es una guerra tal cual, las relaciones humanas nos dicen muchas veces que se pueden entender mediante la metáfora de la guerra, pero yo no lo creo así, más bien es mucho más valioso entender que la derrota y la pérdida son una estancia de la vida, que el quedarte sin una ideología puede ser algo positivo”.

El libro habla de las derrotas y de poner en duda si realmente hay un vencedor en las batallas; una contramilitancia, entonces, radicaría en no volverse sectario o no volverse bot de una ideología.

En este día también se presentó el libro de Mario Hinojos, Animal doméstico, una novela sobre el duelo y la pérdida, una investigación sobre los límites que determinan el cruce incierto entre lo humano y lo animal cuando se impone la supervivencia.

Dos hombres conversan en el laberinto complejo y desolado de una casa. Desmontan el trasunto de sus vidas, obligados al aislamiento que les impone el estallido de una guerra. Uno hace preguntas, el otro intenta responderlas. Afuera, una ciudad colonizada por la amenaza de un ejército de perros salvajes. Adentro, historias desentrañadas bajo la tutela de un terapeuta con métodos poco ortodoxos.

Para presentarlo estuvo el poeta Jesús Ramón Ibarra quien lo describió como una novela seria “muy atípica de lo que se viene gestando, si podemos hablar de una generación de narradores mexicanos es muy atípica y el único autor mexicano que más o menos me lograría conectar tu libro, es Franco Félix y que tiene cosas muy interesantes, aunque sus planteamientos apuntan en otro sentido. Tiene que ver con tu libro con la seriedad de la novela”.

“Es una novela seria y es lo que te distingue del resto de las propuestas de los narradores mexicanos en la actualidad, la mayor parte de la novela transcurre en una casa, aunque esta interioridad del espacio sale al exterior a través de los recuerdos de estos personajes. Hay una línea muy delgada que se diluye no pocas ocasiones con el ensayo, la investigación histórica, creo que ahí es donde se vincula con la preocupación de Franco Félix”, agregó.

Esta novela es una reflexión sobre la guerra, sobre sus pueblos y sus perros, y es también un examen sobre la orfandad del individuo y las civilizaciones. Para narrarla, Mario Hinojos construye un libro lleno de interrogantes: ¿qué es lo que queda de nosotros cuando aquello que creíamos nuestro hogar desaparece? ¿Hasta dónde estamos dispuestos a dejarnos domesticar para recuperar ese cobijo primigenio?

PROGRAMA INFANTIL

Con mucha diversión dio inicio la programación infantil de la Feria del Libro con la presentación del espectáculo infantil Julia y el mundo sin árboles a cargo de la compañía de títeres El Copechi con la cuál mostró a los niños la importancia del cuidado del medio ambiente y contrarrestar la contaminación.

Julia es una niña como cualquiera que vive en una sociedad como la actual, donde, debido al abuso de sus recursos naturales y de la fatal contaminación, de repente ya no hay árboles, el agua falta y la población sufre por la ausencia del vital líquido, situación que es aprovechada por un malvado que hace sufrir a los sedientos.

Julia, inteligente y simpática, desea que las arboledas vuelvan a hacer verde el paisaje, y auxiliada por su abuela con un libro mágico de cuentos, realiza un viaje especial y encuentra cierta semilla que podría solucionar el problema que vive su mundo.

La programación infantil y juvenil continuó con la presentación de la novela juvenil ¡Viva te quiero! de la escritora Christel Guczka que aborda la historia de Alejandra Pizarnik (poeta argentina), quien sufría depresión y se suicida a los 36 años, donde el titulo rescata la última carta que le escribió Julio Cortázar antes de suicidarse.

Para presentarla estuvo Mónica Ortiz San Pablo, quien dijo “eh de decirte que al leer el título pensé la temática era otra, recordé a un montón de mujeres feministas pidiendo justicia por sus mujeres desaparecidas sin embargo cuando seguí leyendo descubrí que la historia era otra, y sí, no me equivoque, de mujeres. Después me detuve en la portada y miré a una joven con los ojos inundados cubriendo parte de sus ojos, la mano, con un gesto de dolor, lo abrí y lo empecé a leer”.

Dijo que la conmovió tanto leer el inicio, pero igual sintió que la liberaba “la lectura me envolvió en la historia de Alejandra, una adolescente que sufre, pero también me llevó a conocer a otra Alejandra; Alejandra Pizarnik, la poeta cuyas letras y cuyos poemas nos han dejado el corazón lleno de emociones encontradas”.

Guczka dijo que el personaje principal existió en la vida real “la poeta argentina Alejandra Pizarnik, que por sí sola es un personaje que tiene cantidad de altibajos que la hacen tan rica en cuanto a todos estos temas tan actuales, no solo desde la juventud sino también lamentablemente en muchos otros desde la infancia y pues, este otro personaje ficticio que también se llama Alejandra y que llegan a este camino donde se entrelazan, pero van a llegar a un momento en que toman decisiones diferentes. Y es justo eso, es hablar de temas como: la depresión, el   suicidio, los vínculos afectivos que tanto rescatan, como las palabras, la literatura misma, por ahí era la intención de empezar escribir esta historia”.

La autora agregó: “Alejandra estuvo muy presente en mi vida con su poesía, durante la adolescencia me hablada de alguna manera, y hace un par de años en charlas con amigos o colegas volvía a aparecer con referentes, y yo ahí me di cuenta que me estaba persiguiendo y me dije – ¡tengo que escribir sobre ella!- por eso decidí rescatarla y fue un redescubrimiento mucho más interesante y profundo pues fueron alrededor de 8 meses entre las lecturas de las cartas, entre ellas varias de Julio Cortázar que era su amigo.

La 19° Feria Internacional del Libro Los Mochis 2020 es llevada a cabo con recursos financieros de la Secretaría de Cultura, a través del Programa de Apoyos a la Cultura en su vertiente Apoyos a Instituciones Estatales de Cultura (AIEC).

[rl_gallery id=”51756″]

Previous Article
Next Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo en Los Mochis

El tiempo - Tutiempo.net
Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial