Teatro y danza de Eslovenia extasía a mochitenses

Texto: Susana Román

Fotografía: Marcos Castro

Con un talento increíble y un espectáculo imperdible, este domingo el Teatro Ingenio se vistió de fiesta con la presentación del Ballet del Teatro Nacional del Eslovenia Maribor para regalar dos impresionantes montajes: La consagración de la Primavera y Stabat Mater, esto en el marco del Festival Cultural Puro Sinaloa 2018 que organiza el Gobierno del Estado a través del Instituto Sinaloense de Cultura.

Bajo la dirección del aclamado coreógrafo Edward Clug, el grupo de talentos bailarines desafiaron y reinventaron el significado de dos composiciones importantes de la música clásica.

La Consagración de la Primavera, se realiza un homenaje a Stravinsky, tributo artístico del Ballet de Maribor a este compositor en el aniversario 130 de su nacimiento que se cumplió en el año 2012, que cobra gran importancia si se tiene en cuenta el centenario de la premier mundial de La Consagración de la Primavera.

El público pudo apreciar una interpretación alternativa de esta pieza. Agregando elementos de agua, Edward Clug, realza el trabajo de los bailarines y lleva la coreografía a una nueva dimensión, dejando ver el movimiento compulsivo de los cuerpos exhaustos y mojados, es un espectáculo glorioso y conmovedor.

Argumento basado en la historia del sacrificio ritual de una joven virgen, elegida para celebrar la llegada de la primavera bailando hasta la muerte ante su tribu. El misterio de la primavera y su violenta explosión de poder creador. No hay historia en sentido estricto, sino una sucesión coreográfica.

Por otro lado, en el clásico Stabat Mater, la pureza, la simplicidad y las inesperadas muestras de alegría fueron el punto de partida para encontrar la conexión contemporánea con el himno de Pergolesi.

Composición que tiene una abrumadora carga expresiva y es portadora de esperanza. Por tal motivo, la coreografía de Clug refleja una atmósfera rara vez experimentada donde se celebra la vida y todas sus dimensiones, sin imponer un tema particular. Con un punto de vista tanto irónico, el montaje está dedicado a los pequeños detalles que cargan de magia a la existencia.

Observando una de las muchas representaciones musicales del sufrimiento de Santa María en la crucifixión de su hijo Jesucristo. La composición por si misma refleja la experiencia personal del autor y actitud hacia este episodio bíblico.

El Ballet de Maribor ha estado presente en prestigiosos escenarios como el Festival de Danza de Jacob`s Pillow, en Estados Unidos; las Estrellas de las Noches Blancas en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo, la Ópera Real de Suecia y los Grandes Ballets Canadienses en Montreal.

Edward Clug ha obtenido varios premios internacionales. Fue distinguido con el premio más importante de Eslovenia en la cultura, el Premio de Preseren Foundation, en 2005, y el Glazer Charter, en 2008.

Previous Article
Next Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

El tiempo - Tutiempo.net

Publicidad