Ovacionan a la OSSLA en Concierto pro damnificados

Por vtenlinea

Fue un concierto ameno de principio a fin, y en su primera parte, excitante por las características de las piezas seleccionadas, de corte mexicanista como Mariachitlán, de Juan Pablo Contreras y de amor a la ciudad natal que cumple 487 años, con el mambo Mercado Garmendia, de Eduardo Gamboa, con las que el público que llenó el Teatro Lince de la Universidad Autónoma de Occidente palmeó, vibró, bailoteó y ovacionó al final de pie.

Ello, en el tercer concierto de la Segunda Temporada 2018 de la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, planeado originalmente para el programa de festejos de Culiacán, y que al cancelarse, se realizó en apoyo a los damnificados por las inundaciones ocasionadas en la entidad por la tormenta 19-E, logrando una gran cantidad de artículos para limpieza, alimentos y medicinas, que el Instituto Sinaloense de Cultura canalizará de inmediato hacia los afectados.

Bajo la dirección del maestro Miguel del Real, la noche abrió con la pieza Tierra de temporal (1947), de José Pablo Moncayo (1912-1958), una de las bellas piezas de este autor de corte mexicanista, opacada ya por el tremendo éxito de su Huapango, compuesto en 1941.

Luego Mariachitlán, de Juan Pablo Contreras, de estreno en Sinaloa, una pieza surgida de un concurso en Jalisco, donde fue estrenada bajo la batuta del maestro Miguel del Real. La pieza conectó con el público de inmediato. Son numerosas las alusiones a sones de mariachi fácilmente reconocibles, en rápida sucesión. La ovación final, la intensidad de los aplausos, fueron la muestra palpable de cómo la recibió el público.

Cerró la primera parte con el mambo Mercado Garmendia, de Eduardo Gamboa, que también fue muy bien recibida. Una pieza que forma parte de una obra más amplia, la Suite Culiacán, compuesta por Gamboa por encargo del Ayuntamiento para celebrar uno de los aniversarios de Culiacán, y estrenada por la OSSLA. La ovación final, de pie, fue cerrada, apoteósica.

La segunda parte la integró la Sinfonía no. 5, de Piotr I. Tchaikovsky, considerada como una epopeya sobre cómo el genio creador puede reponerse de la adversidad y, por medio de la esperanza, conseguir aliviar el espíritu. Dividida en cuatro movimientos, la pieza data de 1888 y es una de las grandes piezas del autor ruso, con el tema del destino.

Previous Article
Next Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

El tiempo - Tutiempo.net

Publicidad