“Sentaremos las bases para una renovada Confederación del Caribe”: Omar Canizales

Medios LMP

Con el objetivo de realizar un total relanzamiento, la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBPC) sostendrá su Primera Convención del 29 al 31 de agosto en Miami, Florida.

Al evento, que será  presidido por el Comisionado del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, acudirán los Presientes de las 4 ligas miembros (República Dominicana, Venezuela, México y Puerto Rico), acompañados por Presidentes y directivos de los 26 clubes de beisbol profesional, que en conjunto forman parte del organismo deportivo caribeño.

El Lic. Omar Canizales Soto, Presidente de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) espera una reunión productiva, de la cual surgirán acuerdos que ayudarán a crecer notablemente al beisbol caribeño”.

“Nosotros esperamos que en esta Primera Convención sea un parteaguas en la historia de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe y de cada una de las ligas que la conformamos.”

“Creemos firmemente que esta Primera Convención nos permitirá sentar las bases de la que será la nueva y renovada Confederación del Caribe, el que se haya hecho este evento nos va a permitir compartir una visión de hacia dónde nos estamos moviendo”.

“Sin duda hay cosas que han sucedido muy bien en diferentes ligas y creo que el compartir las experiencias exitosas va a permitir que la CBPC tenga una visión más global y que eso nos ayude a hacer de la Confederación del Caribe una asociación todavía más prestigiosa, mucho más sólida y especialmente mejor posicionada, y por lo tanto, más rentable”, manifestó Omar Canizales.

El Presidente de la LMP espera que en la Primera Convención de la Confederación del Caribe se fije una visión que beneficie a todos los clubes y ligas que integran la CBPC.

“Como miembros asociados, el compartir una misma visión, el definirla, el acordarla y el trabajar de la mano para entender que estamos en el mismo barco, que en la medida que todos crezcamos, es en la medida en la que la CBPC va a ser más fuerte y en la medida en la que la oficina de la Confederación crezca y nos jale hacia arriba, las ligas vamos a ser mejores, y por ende, cada uno de los clubes que las conformamos”, expresó Canizales.

El conocer las experiencias de todos los que integran la CBPC, en busca de un aprendizaje y enriquecimiento para futuras decisiones, es algo que el Presidente de la LMP espera de esta convención.

“El compartir prácticas exitosas, yo creo que el abrir su pensamiento salirse de la caja en relación a las cosas que han venido haciendo cada uno de los clubes, unos evidentemente tienen buenas prácticas, otros tienen mejores prácticas y otros tienen prácticas muy exitosas, pero al final del día creo que todos tienen cosas que compartirse, y cosas que aprender de todos y cada uno de los participantes”.

“Creo que va a haber un muy buen aprendizaje de cada uno de los clubes, de los directivos, pero sobre todo, lo más importante, va a ser que esos aprendizajes se lleven a la práctica en cada una de las ciudades, y eso sin duda, ayudará a que el aficionado esté mejor comunicado, viva mejores experiencias  y que cada vez se sienta mucho más confortable con su equipo y con su liga”, indicó el Presidente de la LMP.

Omar Canizales apuntó que indudablemente, de la Primera Convención de la CBPC se trazarán objetivos que le darán un nuevo rumbo al beisbol latinoamericano.

“Vamos con una gran ilusión, vamos en calidad de panelistas pero también de gente que va a estar escuchando y queremos aprender de todo lo que nuestros homólogos de las ligas y nuestros presidentes de equipos tengan que decirnos”.

“Vamos abiertos a aprender y a tratar de conocer todo lo que se está haciendo en Venezuela, en Dominicana y en Puerto Rico para tratar de traerlo a México y aplicarlo, obviamente tropicalizado y acondicionado a nuestra idiosincrasia y a nuestra cultura”.

Previous Article
Next Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

El tiempo - Tutiempo.net

Publicidad