La Paralimpiada cambió mi vida: Jesús Gijarro

Por Marcos Castro

Tritón sinaloense, multimedallista nacional

“La paralimpiada ha cambiado mi forma de pensar y ver la vida”. Jesús Guadalupe Gijarro Valenzuela es un joven alegre, ocurrente de 20 años con meningocele, hidrocefalia y escoliosis, problemas físicos que no han sido obstáculo para convertirse en un nadador y multimedallista exitoso.

“Tener una discapacidad no es el fin del mundo. Pensar en eso solo los va a hundir más en el problema, tenemos que saber salir adelante. Hay diferentes maneras de hacer las cosas, esa es la única diferencia entre una persona convencional y nosotros. Pero si tenemos la actitud, la dedicación, la fuerza y la mentalidad, todo se puede”, señaló el cuatro veces medallista de plata en la presente edición de la Paralimpiada Nacional en Colima.

“Han sido muchas experiencias, he cambiado mi forma de pensar, de ver la vida, de valorar más. Esa mentalidad se la agradezco mucho a la paralimpiada, que me haya dado esa fortaleza de seguir adelante, sin importar la discapacidad física que alguien tenga”.

SUS INICIOS

A los 9 años en sus visitas a las terapias en el DIFCuliacán, la presidenta de la asociación de sillas de ruedas en aquel tiempo, Raquel Barragán lo invitó a que asistiera a una clase de natación, después de negarse en varias ocasiones aceptó, y fue con el profesor Federico Fragozo que inició sus entrenamientos de natación, hasta la fecha.

“Siempre fue un niño con muchas cualidades, desde que lo vi la primera vez cuando tenía 10 años sabía que podía nadar y con entrenamiento ser competitivo. Para él fue impresionante ver a personas en silla de ruedas nadar, con temor y decisión empezó a hacerlo. Con el tiempo tomó confianza y a conocer sus capacidades, desde entonces a la fecha no ha dejado la natación, se puso como meta ser un medallista y llegar lejos”, apuntó el entrenador.

LOS RETOS

El joven estudiante de preparatoria lamenta el problema de bulling del que son objeto en nuestro país las personas con discapacidad, a lo que dice, “Nosotros no elegimos ser discapacitados, nos tocó y así seguimos adelante. Creo que a muchas personas discapacitadas hay que aplaudirles, no hay que quitarles el mérito. No pido superioridad, pido igualdad”, dijo.

Jesús es el segundo de tres hermanos (Jesús Alexis y Jesús Fernando), han sido su mamá (Esperanza Valenzuela) y su abuela (Esther Carvajal), su gran apoyo, sin ellas dice no sería la persona que es hoy, por lo que envía un mensaje a todos aquellos que tengan cerca a una persona con discapacidad.

“La libertad es lo que se necesita, den libertad a sus hijos, pero sobre todo apoyo para que puedan desenvolverse en la actividad que ellos elijan, eso los hará seres humanos independientes y felices”, puntualizó.

Previous Article
Next Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

El tiempo - Tutiempo.net

Publicidad